Este sitio utiliza cookies. Al navegar por la web estás aceptando el uso de cookies.

Aceptar Más información

¡Sígue a Jaime Chicheri en Google +!
02 de marzo de 2012 0

Entrevista a un “Inmigrante Digital”: @jchicheri / Mi viejo

Desde que @jchicheri / Mi viejo empezó a aventurarse en el mundo 2.0 he utilizado su caso en numerosas ponencias y formaciones por dos motivos: el primero, hacer ver a mis alumnos que si un joven del 48 puede, cualquiera puede; el segundo, plantear la creatividad de su presencia online como muestra de que no está todo inventado.

Pero esto prefiero que os lo cuente él en la entrevista la cual os dejo a continuación.

Quien quiera seguir un blog diferente y lleno de «Sentido común y Música» puede hacerlo pinchando aquí»

Tu primer contacto con el mundo 2.0 fue Facebook y hoy día solo Blogueas y Twitteas ¿Cuáles fueron los motivos  de que decidieras dejar Facebook aparte? ¿Qué atractivo encontraste en Twitter? ¿Qué no te gusta de Twitter?

Déjame que antes haga algo de historia.

Nada nace nuevo, sin antecedentes. Soy abogado y he trabajado muchos años dirigiendo un despacho importante que tenía que estar en vanguardia de la conectividad y de la informatización. El correo tradicional y las máquinas de escribir fueron el medio de comunicación durante años. Para las urgencias se usaba el télex, que murió súbitamente en cuanto apareció el fax, hoy aún vigente. Los “procesadores de textos” sustituyeron a las máquinas de escribir y fueron reemplazados, a los pocos años, por los ordenadores de mesa.

La llegada de Internet (y de los ordenadores personales) permitió una conectividad worlwide y 24 horas al día. Y ese era mi mundo antes del 2.0, que no sé exactamente lo que es. De modo que yo ya estaba familiarizado, a pesar de ser “un joven del 48”, a manejarme con internet. Aunque, claro, solo para la actividad profesional.

Al abandonar la profesión gané muchas cosas, entre ellas tiempo y libertad. Pero perdí otras: mi secretaria “para todo” y el soporte del “help desk” que resolvía cualquier incidencia informática. Me encontré solo frente al PC y a la dinámica evolución de la red y eso me obligó a seguir aprendiendo a andar por mis medios.

Y llegamos ya a las redes sociales, a tu pregunta. La red la utilizaba como herramienta de trabajo y de comunicación básica cotidiana. No como medio de expresión. Os oía a los hijos hablar de facebook, de twitter, de blogs, de “redes sociales” en general y pregunté: ¿qué es? Para qué sirve?

¿Fue facebook mi primer contacto? Yo no diría ni que fue contacto. Un hijo mío me sugirió registrarme y le dije: “bien, regístrame”. Sin apenas entrar, me empezaron a llegar solicitudes de amistad a las que no sabía cómo responder; me decían que fulanito había colgado una foto mía o que menganito me había metido en un grupo de no sé qué. Me pareció algo impúdico. En fin, me vi manejado por la herramienta en lugar de poder manejar la herramienta. Así que después de unos meses sin usarlo le pedía a otro hijo mío que me borrara.

¿Twitter? Pregunté a otro hijo (a ti) qué era eso de twitter. Me dejé aconsejar, me gustó, y me abrí un “perfil”. Me parece una herramienta asombrosamente eficaz: inmediata, directa, sencilla y concreta. Dices lo que quieres y lees lo que te interesa. Así como la inmediatez de las noticias que escuchas en la radio o en la TV hace que los periódicos del día siguiente te parezcan obsoletos, la rapidez de difusión de twitter hace que las noticias audiovisuales te parezcan viejas. Cuando escuchas un telediario ya lo sabes todo. Tiene, además, la virtud de la limitación. Pocas palabras para decir todo lo que quieres decir. Obliga a la concisión, a aprender a decir mucho en poco.

Finalmente es un arma extraordinariamente eficaz para la movilización ciudadana, como se ha visto en los movimientos revolucionarios de la “primavera árabe” y en las concentraciones del 15M español.

Tiene un riesgo. Antes he dicho que facebook maneja al usuario. En twitter, el usuario maneja la herramienta. ¿Cuál es entonces el riesgo a que me refiero? La adición. Twitter es muy adictivo, hay que tener cuidado.

El blog es otra cosa. No sé si entra dentro de la categoría de “red social” o no pero, para mí no tiene nada que ver con las dos de las que hemos hablado. El blog es un cuaderno –no un diario- siempre abierto en el que escribes tus historias, tus vivencias o tus impresiones sobre lo que alrededor pasa.  Tú eres su dueño y él te llama cuando sabe que lo necesitas. No te aprisiona ni te exige demasiado. Lo único que te pide es una cierta lealtad; que no lo abandones durante mucho tiempo.

¿Nos explicas cómo surgió la idea de tu blog “Sentido Común y Música? Supongo que  conjuntamente con esa idea barajaste alguna otra ¿nos puedes decir que otras alternativas descartaste?

Me considero persona razonablemente bien informada y con criterio, bastante interesada con lo que sucede en el mundo y con capacidad de debatir y rebatir. A veces, cuando en casa o con amigos hablábamos sobre cualquier asunto, mi mujer me decía ¿Por qué no escribes? ¿Por qué no empiezas un blog? Yo apenas sabía lo que era. Pero el caso es que me gusta escribir y contar cosas y la idea me atrajo. De modo que hice lo de siempre. Preguntar a mi hijo cómo se hacía eso de abrir un blog. Y fuiste tú quien me explico todo.

Por otro lado, siempre me ha molestado que la mayoría de la gente (no soy tan vanidoso como para excluirme) utilice en su discurso argumentos demasiado influenciados por el entorno político o mediático que nos domina. Por eso, y porque la palabra escrita es más sosegada, más pensada y probablemente más objetiva e independiente que la expresada, me decidí por el título SENTIDO COMÚN, del que quien me conoce dice que no carezco. La música vino después. Por dos razones: porque me gusta, sobre todo esa música que habla de vidas y que cuenta historias y por darle un mayor atractivo a lo escrito. La música que cuelgo tiene siempre una relación muy directa con lo que escribo.

Pero, además, el blog tiene un subtítulo o lema que no es ocioso:

“Que nuestro propio sentido común nos defienda de las influencias externas interesadas. Tengamos criterio propio.”

Para recordarme cada vez que publique algo que debo tratar de ser independiente.

¿Barajé otras alternativas? La verdad es que no. Siempre me ha gustado escribir y tengo tiempo para hacerlo, pero no me considero escritor. No me veo capaz de publicar libros. Y publicar en  periódicos está reservado a periodistas o a plumas reconocidas. No soy ni una cosa ni otra.

Terminaré diciendo que el blog me entretiene mucho. Me hace pensar, estudiar, investigar…y me ilusiona cada vez que mis lectores cuelga comentarios, siempre interesantes, que dan lugar a sosegado coloquio.

Si tuvieras que quedarte con un twittero a quien seguir ¿Quién sería? ¿porqué?

Complicada cuestión. Probablemente a ningún periodista o “famoso” de cualquier otra actividad. Posiblemente seleccionaría entre media docena de personas a las que no conozco personalmente y que escriben pensamientos, sentimientos o reflexiones interesantes, no políticos y bien escritos en esos 140 caracteres: es decir, cometiendo los menos atentados posibles contra la sintaxis o la ortografía.

De todos tus posts ¿Cuál es al que más cariño tienes? ¿Porqué?

Citaré tres:

–             Las Edades del Hombre (el primero de dos que escribí) sobre las diferentes misiones del hombre en cada una de sus etapas vitales. Lo empezaba con una anécdota que me contó mi padre y lo finalizaba con un artículo, de hace años, de Manuel Vicent, escritor y periodista. Me gustó como quedó.

–             El León en Invierno. Fue un artículo espontáneo; ni preparado ni estudiado, escrito en media hora, en uno de esos momentos en que uno se encuentra especialmente bien. Era una pura reflexión personal sobre mi vida en ese momento.

–             La Dama, la Capitana y el Mago. También personal, escrito a la vuelta de un mes y pico de navegar con mi mujer.

Mayo 2010, 31 días 31 posts, creo que pocos bloggers pueden decir que hayan conseguido esa disciplina durante un mes ¿Qué te impulsó a escribir tanto?

La verdad es que no lo sé. No trataba de batir records. Posiblemente se deba al hecho de que mi blog tiene un enfoque político (más que enfoque, muchas entradas de carácter político) y mayo de 2010 fue un mes extraordinariamente convulso para la política y la sociedad española.

¿Animarías a otros inmigrantes digitales a seguir tus pasos? En caso afirmativo ¿Qué razones les darías? En caso negativo ¿Porqué?

Sin duda, les animaría. En mi situación actual, en la que dedico muy pocas horas a actividades profesionales o empresariales (ya dediqué muchas durante muchos años) tengo tiempo para escribir. Y, sin duda, preparar el asunto del que quiere escribir y trasladarlo al cuaderno (al blog) te mantiene intelectualmente activo. Estudias temas en lugar de sólo leerlos por encima. Y, estudiando se aprende. Cuando escribo por ejemplo sobre canibalismo, expediciones, islamismo, aventuras…sobre el Club Bilderberg, Wikileaks o política nacional o internacional, no lo hago “de oídas” o sólo con la información que veo en los medios. Me documento, me mantengo activo, aprendo…Y aprender es algo que siempre necesitamos.

Por último, como gran profesional que has sido durante toda tu vida profesional dirigiendo uno de los despachos más grandes a nivel internacional y como aficionado al mundo 2.0 ¿Considerarías interesante para un despacho de auditores / asesores fiscales entrar en el mundo 2.0? ¿Qué provecho podrían sacarle?

Supongo que te refieres a los grandes despachos globalizados, con presencia multinacional. La verdad es que,  como cuando yo estaba en ellos no existía esto del 2.0, nunca percibí la necesidad: no necesitas lo que no existe. Ahora estoy alejado, pero tengo la sensación de que no. Ellos tienen sus propias redes de comunicación interactiva global, diseñadas “ad hoc” para comunicarse entre ellos. Y, en relación con sus clientes, normalmente grandes empresas también multinacionales, se crean plataformas especiales para comunicación y trabajo interactivo “on line”.

Otra cosa son los despachos de tamaño medio, sean de abogados, de asesores de imagen, de publicidad o de intermediación. En estos casos posiblemente fuera interesante porque sus clientes, actuales o potenciales, tienen mayor presencia en esos foros.

Muchas gracias padre por este testimonio que seguro que hará a muchos de tu generación seguir tus pasos.

eRevenueMastersTv eRevenueMastersTv

 

 

¡Recibe en tu Whatsapp nuestros últimos artículos!

Añade a tus contactos el número +34609536809 y envía un whatsapp con tu nombre y la palabra ALTA EREV WEB.

Sucríbete a nuestro blog

Suscríbete a nuestro blog y no te pierdas ninguno de nuestros estudios, videos y reflexiones sobre Revenue Management, Distribución Hotelera y Marketing Hotelero. Además te enviaremos nuestros ebooks, curso gratuito ¡y mucho más!

Acepto el Aviso Legal ¡Suscríbeme!

 

¡Comparte este artículo en las redes sociales!

Estimado hotelero, espero que este artículo te haya resultado útil. Si piensas que puede ayudar a otros te invito a compartirlo a través de cualquiera de estas opciones.

Deja un comentario